Cómo mejorar el inglés hablado

Cómo mejorar el inglés hablado: El objetivo de todo idioma es la comunicación. Actualmente, la escrita está dominada por los correos electrónicos, las redes sociales y los servicios de mensajería instantánea. En cuanto a la oral, sobre todo si trabajáis en una oficina, emplea el teléfono y las videoconferencias. Y, por supuesto, el tradicional cara a cara. La parte escrita es más fácil de manejar; incluso mal construida, se entiende. Desgraciadamente, no se puede decir lo mismo de la parte oral, donde los malentendidos o incomprensión son más comunes debido a los errores de pronunciación.

Para mejorar el inglés hablado, contamos con varios sistemas, combinables entre sí. Algunos de ellos, sorprendentes. Vamos a descubrirlos.

Clases telefónicas para mejorar el inglés hablado

Uno de los mejores métodos para mejorar el inglés hablado lo encontramos en las clases telefónicas. Suelen tener una duración aproximada de media hora en la que el alumno o alumna conversa con un profesor o profesora nativa y experta en la enseñanza de inglés sobre temas generales, específicos o de la actualidad, dependiendo de su nivel. La principal ventaja es que permiten hablar con alguien que corrige los errores y enseña a decir las cosas con corrección, tanto a nivel gramatical como fonético.

Su principal virtud reside en el empleo único y exclusivo de la palabra como herramienta de aprendizaje. De esta manera, quien escoja este método no solo mejorará su capacidad oral sino también el entendimiento de la lengua.

Además de la conversación, las clases telefónicas incluyen material preparatorio con el que aprender determinado vocabulario, expresiones, construcciones gramaticales que luego poner en práctica durante la clase.

En cuanto a horario, la flexibilidad es absoluta.

Skype para mejorar el inglés hablado

Son similares a las clases telefónicas. El alumno o alumna conversa a través de la aplicación de comunicaciones que desee. Hemos escogido Skype por ser la más popular, pero hay otras: Spike, Jitsi, ICQ, FaceTime…

Este tipo de clases se diferencia de las telefónicas en que puedes ver la cara del interlocutor, permite el envío de documentos y tener un chat online. El precio es parecido o superior al de las clases telefónicas. La duración de las clases dependerá del paquete que se contrate. Y la flexibilidad horaria dependerá de la disponibilidad del profesor o profesora.

Pubs para mejorar el inglés hablado

¿Mejorar el inglés hablado en un pub? ¿En serio? Pues sí. Los pubs, además de servir cerveza y ofrecer conciertos, son el lugar de reunión habitual de los profesores de inglés. De hecho, un día a la semana hacen intercambios lingüísticos. Así que, a cambio de aprender español, enseñan a hablar inglés. Pero también puedes ponerte en contacto con un nativo y quedar dos, tres días a la semana para charlar en un ambiente relajado.

Los intercambios son gratuitos, pero se tiene que pagar alguna consumición. Ya que no hay una legislación laboral al respecto, otra forma de pagar por unas clases es abonar la bebida del profesor o profesora. Cuidado, que son de buen soplar…

Como método, presenta la ventaja de que aprendes a hablar en sociedad y ponerte al día con expresiones actuales y formas más coloquiales de comunicarte. Pero, por supuesto, hay una serie de problemas. El mismo alcohol que desinhibe, atonta. Tras dos pintas, la conversación corre el riesgo de o bien hacerse demasiado rápida o de ser ininteligible.

Una última advertencia: los intercambios son, a veces, una excusa para ligar. Si vuestra intención es mejorar el inglés hablado, cercioraos de que la otra persona lo tenga claro, que luego, con unas cervezas encima, llegan los sustos.

Viajar para mejorar el inglés hablado

Una forma de soltarse con el inglés es quemando puentes y saliendo a la aventura. Los países anglosajones son un destino interesante, pero tanto Holanda como Escandinavia tienen un nivel de inglés muy alto, a veces mejor (y más comprensible) que el de los nativos.

Este sistema es muy recomendable si tenéis un nivel de inglés intermedio. Es caro, claro, aunque no tanto por el viaje (las aerolíneas low-cost son una bendición para el turista apurado) sino por los costes de la estancia. De todas maneras, no hace falta pasar una larga temporada fuera. Con varios fines de semana es suficiente para coger confianza y soltar la lengua.

Aparte de emplearlo en comercios, restaurantes y calle, el mejor partido lo vais a encontrar en los bares. La gente suele ser bastante social y muestran interés (y sorpresa) al ver a un español empleando su idioma.

No obstante, este método para mejorar el inglés hablando presenta ciertas desventajas. Primero, que la gente es social pero también reservada. La fascinación inicial se puede desvanecer en cuestión de segundos y pierdan las ganas de hablar. O que, simplemente, no tengan ganas de charlar con un desconocido. Además, hablarán mucho pero no corregirán los errores ni os enseñarán vocabulario, ya que no es su trabajo.

mejorar-ingles-hablado

Canciones para mejorar el inglés hablado

No hay estadísticas al respecto, pero el porcentaje de personas que han aprendido a hablar inglés con corrección gracias a las canciones debe ser altísimo. No es broma; la música es uno de los métodos más efectivos para mejorar la pronunciación que conozco.

Obviamente, no todas las canciones valen para mejorar el inglés hablado. El requisito mínimo es que la letra esté construida con frases completas y no palabras sueltas. O respetando las reglas gramaticales. O sin excederse con la jerga. De todas maneras, si gracias a alguna de estas “reglas saltadas” aprendéis a pronunciar bien una palabra, entonces todo está bien.

Ya que este sistema carece de interacción, se recomienda algo horroroso: grabarnos. De esta forma, escucharemos la diferencia entre nuestra pronunciación y la real, aparte de la imperiosa necesidad de apuntarnos a clases de canto. Si tenéis algún artista que os guste en concreto, buscad las letras y tratad de reproducirlas con la música de fondo. Si no, os puedo recomendar clásicos de los 80, música soul, los Beatles y música pop en general.

Es un método entretenido y divertido, pero poco recomendable para aprender a mantener una conversación en inglés. Eso sí, de cara a la fonética, es maravilloso.

Teatro para mejorar el inglés hablado

Uno de los sistemas más sorprendentes y efectivos de cara a mejorar el inglés hablado. Mediante la representación de un personaje, siguiendo un guión, nos obligamos a entonar y pronunciar con expresividad y realismo, a veces con una gotita de dramatismo.

No es necesario tener, nunca mejor dicho, tablas en la interpretación para este tipo de cursos. Si que es conveniente, sin embargo, tener buena memoria para recordar las líneas que nos correspondan.

Cintas de audio para mejorar el inglés hablado

Apenas existen ya – me refiero a los casetes (si sois muy jóvenes, podéis verlas aquí)-, pero su concepto se ha metamorfoseado en CDs y vídeos de YouTube. Son un complemento excelente para la fonética, pero no para la conversación. Incluso aquellos audios que enseñan a conversar carecen de interacción con un interlocutor real y en la vida real ninguna conversación sigue un guión.

Noticias relacionadas

temas para hablar en inglés

Temas para hablar en inglés

Si estás buscando aprender inglés online te recomendamos que sigas la metodología que tenemos en ringteacher, donde ofrecemos diferentes temas para hablar en inglés y

LEER MÁS

    ¿Quieres saber cuál es tu nivel de inglés?

    Haz nuestra prueba de nivel totalmente gratis. Un profesor te llamará para hacer el test y te enviará el resultado por email.