Pronunciación en inglés: Técnicas para pronunciar bien

Todo idioma que se precie debe tener, al menos, un fonema complejo de pronunciar. Es un hecho. Desde la umlaut germana hasta nuestra potente jota, pasando por esa maldición sonora que es la ř checa o la ظ árabe, la paleta lingüística supera con creces a la que conocemos. Así que, hoy te proponemos aprender la pronunciación en inglés y Técnicas para pronunciar bien.

Lo curioso del inglés es que su alfabeto es prácticamente idéntico al nuestro. Sin embargo, cuando tratamos de pronunciar sus palabras, descubrimos que las reglas que se aplican difieren de las nuestras. Claro, esto supone un problema de primeras.

Por fortuna, no se tarda mucho en asimilar ese cambio. Por desgracia, pronto descubrimos la innumerable cantidad de excepciones que posee. Con un poco de esfuerzo y práctica, las aprenderemos. Pero no cantéis victoria todavía, porque falta todavía otro apartado: la entonación.

 

Por qué la pronunciación en inglés y técnicas son distintas

Los idiomas evolucionan con el tiempo. Al principio, la comunicación se establece entre personas de un mismo pueblo. Después, a través de intercambios culturales y comerciales con los vecinos, surgen nuevas palabras en el vocabulario. Los avances tecnológicos también los modifican. Pero, mucho más, las conquistas militares, donde el ganador influye con su idioma al local. 

Con tanto cambio y la necesidad de estandarizar el sistema de comunicación entre las personas de un mismo territorio, necesitamos unas reglas que nos permitan entendernos. A esto se le llama gramática. Para los que habitamos en la cuenca mediterránea, el latín supuso la referencia más clara. Pero sus normas eran complejas y acabamos prescindiendo de los casos. Es decir; lo simplificamos.

El inglés, sin embargo, tiene origen germánico. Frisio, para ser exactos. La población celta original fue reemplazada por anglos y sajones, que establecieron las bases del idioma. Después, llegarían los vikingos, con el nórdico. Al ser ambos idiomas de origen germánico, su fusión, al igual que sucedió con el latín, simplificó la lengua. Pero, de pronto, aparecieron los normandos, que introdujeron el francés (de origen latino). Y se armó el lío.

 

Pronunciación en inglés y técnicas para pronunciar bien

Como el artículo se centra en la pronunciación y no en la historia, vamos a dejar las explicaciones de lado. El único motivo de haber escrito el apartado anterior era el de daros una referencia que os sirviera para entender el caos fonético del inglés. 

Por tanto, vamos a ver qué podemos hacer para pronunciar bien el inglés:

Pronunciación en inglés y técnicas de la dejadez

En mis clases, siempre hago la misma pregunta a los alumnos: ¿cuáles son los dos deportes más importantes en Inglaterra? La respuesta es: beber y pelearse. Gracias a esta broma, entienden de inmediato la obligación de no marcar las sílabas con tanta precisión como hacemos en español. En cierta manera, hay que hablar con cierta dejadez.

Esta ligereza en el habla se entiende mejor cuando aprendemos que, en inglés, la parte acentuada de la palabra es sobre la que cae toda la fuerza de la pronunciación. El resto de la palabra, por el contrario, se murmura. Observad las siguientes palabras: apple, chocolate, believe, interesting. El golpe de voz, respectivamente, recae en a, cho, lie, te. Poned ahí toda vuestra energía oral. Para el resto, resoplad. De esta manera (practicad mientras leéis), tenemos: 

  • A-pl 
  • CHOc-leit
  • b-LÍi-v
  • n-trs-tn

Técnica de aspirar y espirar

Os habréis percatado de que estas palabras, al escribirlas como suenan, pierden vocales. En realidad, no desaparecen. Están hay, invisibles, pero presentes. Porque nos sirven de referencia a la hora de pronunciar la consonante. Reemplazad el apóstrofo por la vocal, sin llegar a decirla del todo (cerrada): 

 

  • A-p’l 
  • CH’c-le’t
  • B’-LÍi-v
  • ‘n-t’r’s-t’n

Complicado, ¿verdad? Bien, eso se debe a que, en inglés, tenemos dos tipos de vocales: largas y cortas.

 

Vocales largas

Una vocal larga no es más que una vocal que primero suena ascendente y luego descendente. En ningún caso hay que alargar el sonido (estaréis haciendo una vocal corta larga, como cuando decimos nooooooooo). Gracias a las tildes españolas, vais a aprender a hacerlo bien muy rápido. Believe, como hemos visto, se pronuncia b-LÍi-v. La i se acentúa (como en tímido) y se mantiene para modularla hasta i (como en tímido). Usando el ejemplo español, vamos a silabizar la palabra (ti-mi-do) para, ahora, quitarle la m (Tí-i-do). ¿Lo tenéis? Pues nos toca unirlas. Pronunciad varias veces hasta que no haya saltos entre las vocales: Tíi-do.

Repetid el ejercicio de vocal normal y larga de nuevo. ¿Notáis cómo soltáis el aire al hablar? Eso es lo que llamamos vocales espiradas. Estamos proyectando el aire de nuestra boca hacia fuera. En otras palabras, las soplamos. Si queréis saber si lo estáis haciendo bien, poned una mano delante de la boca. Cuando notéis el aliento calentando la palma, lo habréis logrado.

 

 Vocales cortas

Una vocal corta, por el contrario, se inspira. Es decir, el aire va de la boca a la garganta. Os la tragáis. Os coméis la vocal. Notaréis cómo se contrae la tráquea. Os ahogaréis unos segundos. Y haréis hipopresivos que tonificarán vuestros abdominales.

Obviamente, este tipo de vocal es la que no existe en español. Así que os va a tocar practicar más tiempo su pronunciación en inglés y técnicas de pronunciación.

Cómo saber cuándo una vocal es corta o larga

Aunque existe alguna regla al respecto, la manera más fiable de saber si una vocal es corta o larga es consultando el diccionario. Podéis consultar o descargaros la aplicación de wordreference, donde aparece la palabra escrita de forma normal y fonética. En esta segunda, prestad atención a cómo aparecen escritas las vocales. Si veis /a/, es corta. Si veis /a:/, es larga.

pronunciacion-tecnicas-inglesTécnica de la consonante atragantada para la pronunciación en inglés

Esta técnica la utilizamos para una serie de consonantes muy comunes en inglés que aparecen escritas como dos. Pero, en realidad, se trata de una sola.

Por ejemplo, en la terminación de los gerundios: -ing. La N y la G se funden en un fonema (/ŋ/) cuyo sonido no es más que una N pronunciada hacia dentro. Es decir, lo que hemos estado haciendo con las vocales cortas. El aire se inspira (de ahí el rabillo del símbolo fonético). Para entenderlo mejor, pronunciar la palabra melón. La N vibra en la boca y sale disparada por el cañón de los labios. Ahora, volved a decirla. Pero, esta vez, curvando los labios hacia las orejas y con la lengua dibujando el símbolo fonético. Os saldrá de manera natural si, en lugar de tratar de hacer la postura, lleváis la N hacia la tráquea. ¿A que parece que suena una G? 

 

Pronunciación en inglés y técnicas de la serpiente

Tenéis que reconocer que el nombre es muy sugerente, ¿verdad? Suena a golpe de arte marcial. Pero me temo que carece de mucha acción. Eso sí, es tremendamente importante. Sobre todo para que digáis vuestra nacionalidad correctamente.

Se trata del sonido de todas aquellas palabras que empiezan por S + Consonante. Como spider, star, Spain o Spanish. Cuando la S va seguida de vocal (series, simple), es igual que en español.

El problema de la S + Consonante para los españoles es el siguiente: o bien le añadimos una vocal al principio (Espain) o bien las separamos (S – Pain). Hay que pronunciarlas juntas siempre, porque se trata de una única consonante, al igual que hemos visto anteriormente con –NG.

Si imitamos el silbido de la serpiente, lograremos evitar la errónea vocal del principio. Así que, cerrad los dientes, reptad un poco con el cuerpo para meteros en el papel y comenzad a silabear estas palabras: spider, star, Spain, Spanish.

Pero, claro, sueltas son sencillas. ¿Qué pasa cuando las empleamos con una frase? Aquí os vamos a enseñar un truco fabuloso que nunca falla: unir la palabra con la anterior. Por ejemplo, my spider is a star in Spain. En lugar de separarlas, vamos a decir lo siguiente: Mysp-ider is ast-ar inSp-ain. Hacedlo despacio, sin prisas. 

 

Técnica de la lengua muerta

Por último, aprenderemos a pronunciar palabras de escritura traicionera. Hay muchas más reglas fonéticas, ojo. Simplemente las vamos a dejar aquí para que practiquéis con las que os hemos mostrado antes de continuar. En cuanto las dominéis, podréis comprender mejor el resto.

Las palabras traicioneras a las que nos referíamos son aquellas que contienen esta combinación de consonantes: TH. Para saber cuál se pronuncia de cada manera, una vez más, buscad su fonética en el diccionario.

La TH puede pronunciarse de dos formas. La primera, la sencilla, igual que una Z. En fonética, ese sonido aparece representado como /θ/. La encontramos en palabras como think, maths o pathology.

La segunda, por el contrario, emplea un sonido inexistente en español: /ð/. De manera bruta, es una D con una Z. Pero no tan marcada. El truco para distinguirla de la Z es el siguiente: dejar la lengua muerta.

Vamos a ver cómo se hace esto. Pronunciad una Z (solo el fonema, no zeta completo) varias veces. Los dientes se cierran, la lengua empuja y la comisura de los labios se retrae. Vamos ahora a inyectarnos un relajante facial. Los dientes se abren un poco, la lengua toca los dientes superiores y cae desmayada mientras la comisura de los labios ni se mueve. Así se pronuncia the, this, that, these o those, entre otras tantas.

Noticias relacionadas

temas para hablar en inglés

Temas para hablar en inglés

Si estás buscando aprender inglés online te recomendamos que sigas la metodología que tenemos en ringteacher, donde ofrecemos diferentes temas para hablar en inglés y

LEER MÁS

    ¿Quieres saber cuál es tu nivel de inglés?

    Haz nuestra prueba de nivel totalmente gratis. Un profesor te llamará para hacer el test y te enviará el resultado por email.