Todo sobre la Navidad en Estados Unidos

A partir noviembre, los días se vuelven más cortos, más oscuros y más fríos, pero eso no implica que sean tristes. Más que nada, porque albergan la triada de las fiestas más importantes americanas: Halloween, Thanksgiving y la que da título a este artículo. Así que, si quieres saber todo sobre la Navidad en Estados Unidos, has pinchado en el enlace adecuado.

En efecto; aquí encontrarás la mejor información respecto al modo en que se celebra la Navidad en USA, ya que incluye muchos datos de interés. Por ejemplo, tradiciones típicas americanas, además de lugares desconocidos en Estados Unidos donde se celebran unas Navidades peculiares.

También te ofreceré una maravillosa selección de canciones navideñas, seguidas de la historia de Santa. Y, para terminar, compartiré contigo varias recetas de cocina con las que darle un aroma americano a tu mesa.

Lo que no encontrarás aquí es vocabulario de Navidad. Más que nada, porque se encuentra en el enlace señalado. Dicho esto, entremos en materia de inmediato, aunque primero te contaré el origen de la Navidad y su valor de integración en Estados Unidos.

Por cierto, si te gusta el artículo, no dudes en darle al like cuando termines de leerlo, dejarnos un comentario o difundirlo a través de tus redes sociales. Porque, al fin y al cabo, compartir es parte del espíritu navideño.

Todo sobre la Navidad en Estados Unidos

Antes de que me ponga el gorro de Santa Claus, te diré que «Navidad» no es más que la versión católica de una fiesta muy antigua: el solsticio de invierno (21 de diciembre). Según la tradición ancestral, esta fecha marcaba el fin del año (muerte del sol) e inicio del siguiente (nacimiento del sol), ya que correspondía al día con menos horas de luz. También, la recogida de la última cosecha del año.

De hecho, casi todas las religiones hacen coincidir esta fecha con sus principales representantes o deificaciones del astro rey. Es decir, que Cristo, Horus, Apolo, Mitra, Dionisos o Buda comparten tanto fecha de nacimiento como lugar. En efecto, se supone que todos ellos vieron la luz del día en el interior de una cueva o ubicación recóndita similar.

A causa de este factor estacional, cada pueblo mantuvo la celebración solar, aunque con nombres distintos y un ligero cambio de fechas. Eso sí, todos representan al nuevo sol con fuego. De este modo, los romanos festejan Saturnalia (velas); los germanos y nórdicos, Yule (hoguera, representada por un tronco ardiendo); los judíos, Hannukah (menorah, un candelabro); los africanos y afroamericanos, Kwanzaa (kinara, otro candelabro) y los católicos, Navidad (luces y velas).

No obstante, la Navidad en Estados Unidos se caracteriza por respetar y aunar todas estas fiestas. Salvo Saturnalia, claro, debido al exceso orgiástico de su celebración. De todas formas, aparte del carácter inclusivo, Norteamérica también ha desarrollado una serie de tradiciones navideñas que conocerás a continuación.

Aprende inglés fácilmente con Ringteacher. Tus clases de inglés con nativos, donde y cuando quieras. Pruébalo gratis ahora.

Tradiciones Navidad en Estados Unidos

Debido a la inmensa importancia de Santa Claus (este apartado aparece más tarde, porque es largo y al SEO no le gustan las demoras), las principales tradiciones de estas fechas giran en torno a su figura. En cuanto al resto, rememoran la celebración del solsticio de invierno. Es decir, la Navidad en Estados Unidos se considera otra fiesta de la cosecha más.

No obstante, a diferencia de Halloween y Thanksgiving, incluye actos religiosos. Esto no significa que se trate de una festividad católica, sino que este credo tiene una misa especial que, por lo demás, implica lo mismo que la eucaristía de los domingos. Por lo tanto, la Navidad en Estados Unidos se considera una fiesta secular.

Con todo, existe una curiosa celebración navideña entre los judíos el día 25, que consiste en comer en un restaurante chino. Esta simbiosis cultural se inició en 1899, cuando ambas razas descubrieron que tenían dos cosas en común: eran inmigrantes y no festejaban la Navidad por motivos obvios. Así que, mientras unos recibían clientes en una fecha donde la clientela desaparecía, los otros se podían reunir sin temor a ser señalados por los católicos.

Dicho esto, vayamos con los requisitos imprescindibles de la Navidad en Estados Unidos.

Todo sobre la Navidad en Estados Unidos

Cómo se festeja la Navidad en Estados Unidos

A pesar de que la fiesta se sitúa a finales de diciembre, la Navidad en Estados Unidos comienza después de Thanksgiving. Una vez digerido este banquete, es hora de colocar la decoración navideña, aunque algunos esperan hasta un poco más adelante.

También los comercios arrancan con su temporada de ventas tras la fiesta de los colonos. Concretamente, el día después, conocido como Black Friday. A partir de ahí, prestarán un servicio casi ininterrumpido hasta el día 25, porque cierran, aunque la mayoría cuenta con un horario reducido el 24 (Christmas Eve). En cuanto a los centros comerciales, su actividad no cesa ni el 24 ni el 25, al contrario que los colegios, que cierran el día de Nochebuena.

Además de elementos decorativos, comida y regalos, la otra compra estrella entre noviembre y diciembre es el árbol de Navidad. La tradición especifica que el árbol debe ser natural, así que las personas se desplazan hasta mercadillos especiales para elegir el más adecuado para su hogar, oficina, jardín o cualquier lugar donde quieran colocarlo.

La función del árbol, aparte de ornamento tradicional, resulta fundamental para la Navidad en Estados Unidos, porque sus ramas protegerán los regalos que Santa deja durante la noche. Por cierto, si bien hay celebraciones religiosas en las iglesias durante la Noche del Gallo, la misa oficial de Navidad se celebra el 25.

Hablando del día grande, este se inicia con la familia desayunando en pijama mientras abren los regalos. Después, es habitual que la gente se ofrezca para actividades de voluntariado o para obras de caridad, aunque pueden hacerlo también el 24.

Ya solo falta la comida, pero conviene organizar su logística con antelación, en caso de desplazamiento. Además de los atascos en carreteras y aeropuertos, los servicios de transporte funcionan con horarios reducidos.

Actividades típicas de la Navidad en Estados Unidos

En general, la Navidad en Estados Unidos combina la tradición familiar de Thanksgiving con entretenimiento infantil. De esta forma, las actividades que se desarrollan a su alrededor destacan por su accesibilidad a todos los públicos, como las que te muestro a continuación:

  • Fabricar tu propia decoración navideña.
  • Ver las decoraciones navideñas del barrio en coche y acercarse a la ciudad para hacer lo mismo.
  • Construir muñecos de nieve, si nieva.
  • Vestir coloridos jerseys de Navidad, que varían entre horteras, feos, chillones, horribles, espeluznantes y, ocasionalmente, discretos.
  • Ver especiales de Navidad en la televisión y películas navideñas.
  • Patinar sobre hielo.
  • Asistir a un espectáculo musical (The Rockettes, el ballet de El cascanueces,…).
  • Ir de compras.
  • Completar el calendario de Adviento.
  • Escribir la carta a Santa, además de postales de Navidad.
  • Cantar villancicos puerta por puerta.
  • Llevar a los niños a un centro comercial para que se hagan una foto con Santa.
  • Visitar el Belén local.
  • Participar (niños) y presenciar (sus padres) la obra navideña escolar.
  • Dejarle galletas y leche a Santa.
  • Colgar los calcetines en la chimenea (o donde se pueda).

Por supuesto, no es necesario tener hijos (salvo en la última) para realizar estas actividades. De hecho, los «mayores» disponen de sus propios festejos, como fiestas para los más jóvenes, locales donde se reúnen los amigos y empleados para festejar la Navidad o el juego del «amigo imaginario» (Secret Santa) que organizan las empresas.

A continuación, te indicaré una serie de lugares típicos y no tan típicos donde pasar las Navidades en Estados Unidos. Cuando termines de verlos, descubrirás la decoración y la comida tradicional de estas fechas.

Aprende inglés fácilmente con Ringteacher. Tus clases de inglés con nativos, donde y cuando quieras. Pruébalo gratis ahora.

Lugares tradicionales para celebrar la Navidad en Estados Unidos

Si una ciudad simboliza la Navidad en Estados Unidos, esta es Nueva York, el equivalente a Belén en las fiestas actuales. ¿Por qué digo esto? Ya lo entenderás en el apartado sobre Santa Claus. Y, también, el motivo por el que sus habitantes se apodan Knickerbockers.

De manera resumida, la mejor actividad que existe en Nueva York es pasear, porque la ciudad al completo se transforma en un derroche de imaginación luminosa. De hecho, creerás que se trata de un sueño. Además, te sugiero que patines en alguna de miles de pistas de hielo. Por ejemplo, la del Rockefeller Center, con su gigantesco árbol centelleando miríadas de luces en un paraje muy cinematográfico…

Asimismo, hay conciertos y espectáculos increíbles. Pero, asegúrate de que pasas antes por la fuente de la Quinta Avenida para deleitarte con su decoración. Finalmente, regálate un paseo de color en el Jardín Botánico y en el Zoológico, aparte de marcarte en la agenda la hora del Festival de Linternas de invierno.

Otro lugar interesante donde pasar una Navidad tradicional es Aspen, ya que te asegura la presencia de nieve durante los doce días de fiesta que organizan cada año. Aparte de las actividades habituales, en este lugar de Colorado celebran festivales y talleres muy entretenidos con los que vivir una Navidad inolvidable.

No obstante, si no puedes esperar hasta el 25, entonces ve a San Francisco. Desde noviembre, esta ciudad cuenta con espectáculos especiales de Navidad, patinaje sobre hielo, además de luces y árboles de Navidad impresionantes. Aunque, quizá no tanto como la casa de jengibre a tamaño natural (igual que en Park City, Utah) del hotel Fairmont.

Por último, la música resuena por las calles de Boston cuando la descomunal iluminación y los enormes árboles florecen de luz. La experiencia es inenarrable.

Lugares peculiares y novedosos para celebrar la Navidad en Estados Unidos

El despliegue de medios que realizan las ciudades anteriores resulta tan fastuoso como excesivo. Por lo tanto, si te interesa una Navidad igual de atractiva, pero más calmada, te ofrezco una serie de ciudades alternativas:

  • Leavenworth: en 1960, este pueblo de Washington apostó por convertirse en el lugar más navideño del mundo. Para ello, lo reconstruyeron al estilo bávaro y no se cortan con las luces ni el espumillón.
  • Isla de Mackinac: situada entre el lago Michigan y el Hurón, retrocederás en el tiempo para celebrar una Navidad tradicional como se hacía un siglo atrás. Sí, hay coches, pero de caballos.
  • Suroeste de Estados Unidos: lo típico en esta parte de Estados Unidos consiste en decorar las calles con luminarias, unos faroles que indican el camino a José y María hacia un lugar donde refugiarse.
  • Louisiana: iluminan la bancada alta del río con hogueras.
  • North Pole: en efecto, aquí está la casa de Santa Claus y un llamativo concurso de esculturas de hielo. Solo que, en lugar del norte de Finlandia, se encuentra en Alaska. Si te pilla un poco lejos, hay otra en Jefferson, New Hampshire. En realidad, es un parque de atracciones para niños.
  • Durango: de nuevo, otro lugar de Colorado cuenta con un atractivo navideño sin igual, porque de esta ciudad sale el famoso Polar Express. Y, por supuesto, puedes viajar en él.
Aprende inglés fácilmente con Ringteacher. Tus clases de inglés con nativos, donde y cuando quieras. Pruébalo gratis ahora.

Decoración de Navidad en Estados Unidos

El secreto de la decoración navideña reside en dos colores: el rojo y el verde, porque simbolizan el acebo. Esto no significa que toda tu ornamentación respete este cromatismo, sino que debe figurar junto a otros colores.

Por esta razón, cuelga una corona de Navidad en tu puerta, coloca flores de Pascua dentro de tu casa y ponle bolas rojas al árbol antes de pasar a la segunda fase de tu ornamentación. Así, habrás cumplido los requisitos básicos de la estética navideña.

Luego, pon el resto de la decoración. Tienes tres temáticas diferentes, aunque son combinables entre sí.

En primer lugar, personajes de los cuentos navideños. Es decir, renos, Rudolph, Santa Claus, elfos, muñecos de nieve… Después, la tradicional, como campanas, bastones de caramelo y calcetines navideños, que suele incluir elementos religiosos (ángeles, niño Jesús, reyes magos y las figuras del Belén).

Finalmente, turno de decoración la pagana, aunque solo el muérdago sobre la puerta (recuerda que implica beso si te encuentras debajo) conserva su estado original, ya que el resto (bolas, estrella, espumillón, el árbol, etc.) ha modificado su forma original desde entonces. Es más, en Estados Unidos hacen guirnaldas con popcorn.

A continuación, la esencia suprema navideña: el nacimiento de la luz. Cuantas más, mejor, ya sea con luces navideñas o velas. Su presencia tan importante en estas fiestas como los dos colores citados.

La comida de Navidad en Estados Unidos

Como te he comentado en algún apartado anterior, la Navidad en Estados Unidos es muy parecida a Thanksgiving. Especialmente, si nos fijamos en la comida. Eso sí, no es tan abundante como la anterior, pero ciertamente copiosa.

El plato principal consiste, de nuevo, en un gran pavo. No obstante, lo puedes reemplazar por otro ave, lacón/codillo de cerdo o roastbeef. La guarnición, en general, consiste en puré de patatas y salsa de arándanos. De todas formas, si prefieres celebrar una comida de Navidad tradicional del sur de Estados Unidos, olvídate de todo esto y prepara tamales.

Donde encontrarás una diferencia notable es en los entrantes, puesto que predominan platos de salchicha polaca (kielbasa), de repollo y sopas. También se sirven pasteles de carne salados, porque funcionan de mil maravillas para entrar en calor.

En cuanto a la sección de postres, lo más tradicional es el pastel de fruta, aunque se acompaña de otros dulces. Por ejemplo, galletas, shortbread, figuras de jengibre (si los niños no se las comen antes), bastones de caramelo y manzanas de caramelo.

Pero espera, que esto no ha terminado todavía. Falta la bebida estrella de la Navidad en Estados Unidos: el eggnog, cuya receta te facilitaré al final del artículo. Por otro lado, también se acostumbra a beber vino caliente especiado, una bebida tradicional en los festejos centroeuropeos.

Aprende inglés fácilmente con Ringteacher. Tus clases de inglés con nativos, donde y cuando quieras. Pruébalo gratis ahora.

Canciones de Navidad en Estados Unidos

En el artículo sobre «Los villancicos en ingles populares» desarrollé las canciones tradicionales de Navidad. Aquí, sin embargo, hablaré de otro género distinto: las canciones de Navidad.

Este género se caracteriza por combinar música pop con letras navideñas, pero con un sonido muy particular que embriagará a tus oídos del sabor de la nieve, del invierno y del calor del fuego en la chimenea. La temática principal es la alegría, aunque algunos temas tratan de amor o de la soledad que estas fiestas quieren erradicar.

La selección que te he preparado contiene canciones de ahora, versiones de temas antiguos y algún clásico que otro. Porque, en la variedad, reside el espíritu de la Navidad en Estados Unidos.

Santa Claus y la Navidad en Estados Unidos

¿Existe un símbolo más navideño que Santa Claus? Pues, quizás te sorprendas cuando te diga que su presencia en estas fiestas es más antigua de lo que crees y que, además, se trata de un personaje real. Eso sí, no vivía en el Polo Norte, sino en Turquía, y tampoco viste de rojo por la Coca-Cola.

Aprende inglés fácilmente con Ringteacher. Tus clases de inglés con nativos, donde y cuando quieras. Pruébalo gratis ahora.

San Nicolás y Santa Claus

San Nicolás fue un obispo de Mira, Licia, que profesaba un gran cariño y preocupación por los niños. Debido a esto, surgieron dos leyendas que le convirtieron, primero, en un repartidor de regalos (Las tres hermanas) y, después, en protector de los niños (Los tres hermanos).

En Europa oriental, su fiesta se celebra el 19 de diciembre. La occidental, en cambio, lo hace el 6 de diciembre (san Nicolás). Lo curioso es que su culto y los regalos a los niños no llegaron a esta última hasta el siglo XI, cuando sus restos se trasladaron a Bari, Italia. Sin embargo, todo cambiaría tras la Reforma protestante.

Martin Lutero, entre otras cosas, eliminó el culto a los santos católicos. Así que, reemplazó a San Nicolás por el Christkind (Niño Jesús). De esta manera, se produce una división del mismo personaje navideño, donde san Nicolás reparte regalos el día 6, y el Niño Jesús el 25. Con el tiempo, la Iglesia también canceló la celebración del obispo (pero no la fecha) y la desplazó al día de Navidad.

Esto te lo cuento, porque uno de los lugares más devotos del santo es Holanda. A pesar de los intentos de Lutero, la tradición de san Nicolás se mantuvo vigente. Ahora bien, como le llamaban Sinterklaas, su nombre derivaría a Santa Claus.

Santa Claus y la Navidad llegan a Estados Unidos

La tradición neerlandesa arribó a la costa americana con los primeros colonos. Bueno, Santa Claus tocó tierra, pero Pedro el Negro permaneció en Holanda. Y poco le faltó para que el santo también regresara, ya que la colonización holandesa terminó en el siglo XVII.

A decir verdad, también la Navidad casi desaparece en este siglo, debido a sus connotaciones católicas y paganas entre los puritanos. Así, llegamos al XIX, cuando tres personas dieron un giro radical a esta situación. Estos héroes, como no podía ser de otra manera, eran dos escritores y un dibujante.

El primero en devolver la atención sobre esta celebración fue Washington Irving, quien publicó Historia de Nueva York en 1809. El libro cuenta la llegada holandesa a Estados Unidos por boca de un ficticio Dietrich Knickerbocker —este nombre es el apodo de los neoyorquinos actualmente—, además de sus tradiciones. Una de ellas, Santa Claus, aunque con dos modificaciones importantes respecto al originario:

  • En una escena, el santo se desliza dentro de una chimenea.
  • Recorre los cielos a bordo de un trineo volador tirado por un caballo blanco mientras arroja regalos por las bocas de las chimeneas.
  • Los niños cuelgan zuecos en la chimenea para pedirle regalos.
  • San Nicolás se convierte en el protector de Nueva York.

El éxito de esta novela, más ficticia y sarcástica que real, recuperó la celebración del 6 de diciembre entre los americanos, combinada con las fiestas inglesas, todavía. Lo más destacable es que aquí es cuando Sinterklaas se adapta fonéticamente a Santa Claus. Aun así, el aspecto físico del santo mantenía su apariencia europea.

Aprende inglés fácilmente con Ringteacher. Tus clases de inglés con nativos, donde y cuando quieras. Pruébalo gratis ahora.

Santa Claus se convierte en símbolo navideño en Estados Unidos

Entonces, en 1823, un periódico de Nueva York publica un poema, de Clement C. Moore, titulado Una visita de san Nicolás (La noche antes de Navidad). El texto desarrolla el mismo personaje de Irving, aunque con unas cuantas modificaciones, inspiradas por la mitología nórdica, a fin de darle una imagen más afín a la época del año.

De esta forma, el caballo blanco se convierte en ocho renos: Dasher, Dancer, Prancer, Vixen, Comet, Cupid, Donder y Blitzen. Si te preguntas por qué falta Rudolph, este reno se une al tiro en 1939, cuando Robert L. May publica su libro Rudolph, the Red-Nosed Reindeer. Por otro lado, el trineo viene desde un lugar misterioso donde solo existe el frío, lleva campanillas y los niños ahora dejan calcetines en lugar de zuecos.

Con todo, el aspecto físico de Santa sufre la mayor transformación de todas, ya que se convierte en una persona bajita, rechoncha y alegre. En efecto, como un gnomo. Aunque, en realidad, su descripción corresponde a la de un amigo suyo holandés.

En cualquier caso, la popularidad del personaje y la asociación mitológica con otras figuras similares del folclore europeo conquistó a la población. Sin embargo, el país todavía no reconocía la Navidad como fiesta nacional. Pero, ya que Moore había situado su cuento la noche antes del 25, el personaje no era católico y la fiesta se dedicaba a los niños, Santa Claus sustituyó a la tradicional fiesta de Navidad.

Mucho más importante, en cambio, resultaría su impacto político. La nueva nación había encontrado un icono genuinamente americano. Vale, en esencia, se trata de un personaje europeo. Aun así, Irving y Moore habían transformado la historia y el nombre hasta el punto de que nadie lo asociaba al antiguo santo cristiano.

Santa Claus cambia de aspecto

Entonces, entra en escena Thomas Nast, un emigrante bávaro que hace ilustraciones de Santa Claus. Durante 30 años (1860-1890), Nast transformará al gnomo en el personaje que conoces. Primero, eleva su estatura. Después redondea sus facciones, sobre todo la barriga, a la que rodea con un cinturón de voluminosa hebilla. La barba y el bigote crecen y se vuelven blancos, como su lugar de residencia: el Polo Norte. Además, añade a sus dibujos otros elementos típicos de la Navidad alemana, pero desconocidos en USA: el abeto, el muérdago y el acebo.

Precisamente, este último elemento le sirve de inspiración cuando aparecen las ilustraciones a color, ya que usará el rojo de las bayas para colorear su abrigo. No obstante, otras fuentes dicen que copió esta idea de otro artista. La verdad, esto da igual, porque él solo, con su trabajo de diseño, había creado por completo al gordinflón bonachón que simboliza la Navidad.

Por otro lado, el vestuario original de Santa se parecía al de un minero, ya que mantenía la estética de gnomo. Nast, poco a poco, actualizó su vestimenta a la de un abuelo victoriano, con botas altas para la nieve. Por si tienes curiosidad, el gorro de Santa proviene de los gorros de dormir que, también, se llevaba dentro de las casas.

Así, la figura de aquel obispo de Mira, trascendió toda connotación religiosa para representar a todo el pueblo americano, con independencia de su credo, origen y color. Quien había sido el protector de los débiles, pronto se convirtió en el símbolo de la nación más poderosa. Aunque no se olvidó de los más pobres; su imagen la empleó el Ejército de Salvación para pedir donativos con una campana. Todos los Santas que veas por la calle en Estados Unidos cumplen esta misión desde 1890.

Recetas de cocina de Navidad en Estados Unidos

¡Por fin! Ya solo te queda este apartado sobre la cocina de Navidad en Estados Unidos para que puedas preparar unas verdaderas fiestas norteamericanas. Como la receta del pavo aparece en el artículo sobre Thanksgiving, he puesto la del codillo, por si te apetece variar.

El resto de recetas incluyen un entrante y la bebida tradicional de la la Navidad en Estados Unidos. Eso sí, ten cuidado con ella, porque pega más de lo que su sabor advierte.

Aprende inglés fácilmente con Ringteacher. Tus clases de inglés con nativos, donde y cuando quieras. Pruébalo gratis ahora.

Lacón glaseado con piña

Ingredientes:

  • Una naranja en rodajas.
  • Media cebolla roja, en rodajas.
  • Una piña, en rodajas, pero sin el centro.
  • Medio lacón cocido.
  • 350 ml de cerveza de jengibre.
  • Azúcar moreno.
  • Dos cucharadas de salsa de soja.

Pon el horno a 190 grados y deja que se caliente mientras pones en una bandeja las rodajas de naranja y cebolla junto con algunas de piña. Cuando esté el horno listo, coloca la bandeja en la parte superior.

Hazle cortes al lacón, no demasiado profundos, pero tampoco superficiales. Entonces, saca la bandeja, pon un trozo de papel de aluminio y coloca el lacón encima. El papel servirá para envolverlo, así que, calcula bien la medida antes.

Vale, ahora, riega el lacón con un cuarto de la cerveza de jengibre y envuélvelo. Cierra el horno y saca la batidora.

En un recipiente adecuado, mete el resto de la piña y cerveza de jengibre. Conviértelos en puré y lleva el resultado final a una sartén. Aquí añadirás el azúcar moreno y la salsa de soja. Remueve de vez en cuando hasta que obtengas caramelo y se reduzca un poco.

Destapa el lacón y pinta la parte superior con la mezcla. Hornéalo ya destapado durante un cuarto de hora antes de sacarlo, darle la vuelta y cubrirlo con la mezcla. Mételo en el horno quince minutos más, sácalo y cúbrelo con lo que te quede de mezcla.

Déjalo en el horno veinte minutos más con temperatura baja (60 grados) hasta que se haga del todo.

Kielbasa

Ingredientes:

  • Un kilo de salchichas crudas.
  • 120 gramos de azúcar moreno.
  • 220 gramos de nata para montar.
  • 30 gramos de mostaza de Dijon.

Por un lado, pon el horno a 200 grados. Mientras coge la temperatura, cuece las salchichas y mezcla el azúcar con la miel y la mostaza en un cuenco.

Corta las salchichas en rodajas y, cuando el horno haya alcanzado la temperatura, ponlas en una bandeja y cúbrelas con la mezcla. Diez minutos después, saca la bandeja. Ya está.

Eggnog

Ingredientes:

  • 4 yemas de huevo.
  • 4 claras de huevo.
  • 20 gramos de azúcar, por un lado, y una cucharada pequeña, por el otro.
  • Un vaso de leche.
  • 100 ml de burbon o ron (más o las dos bebidas, si quieres que pegue bien).
  • Una cucharada pequeña de nuez moscada.

Bate las yemas hasta romperlas para, luego, añadir el azúcar de manera gradual sin dejar de batir los huevos. Cuando el azúcar se haya disuelto, vierte la leche, la nata montada, el burbon, la nuez moscada y remueve bien.

A continuación, usa la batidora con las claras para batirlas a punto de nieve. Sin dejar de batirlas, añade la cucharada de azúcar y sigue batiendo hasta que se espese.

Por último, junta las mezclas y bátelas bien. Guarda todo en la nevera para que se enfríe.

Aprende inglés fácilmente con Ringteacher.

Tus clases de inglés con nativos, donde y cuando quieras.

Contáctanos si quieres que te ayudemos a mejorar tu inglés hablado.
Disfruta de tu prueba de nivel y primera clase de inglés por teléfono sin coste, y consigue nuestros precios especiales.

Noticias relacionadas

temas para hablar en inglés

Temas para hablar en inglés

Si estás buscando aprender inglés online te recomendamos que sigas la metodología que tenemos en ringteacher, donde ofrecemos diferentes temas para hablar en inglés y

LEER MÁS

    ¿Quieres saber cuál es tu nivel de inglés?

    Haz nuestra prueba de nivel totalmente gratis. Un profesor te llamará para hacer el test y te enviará el resultado por email.