Subtítulos en ¿español o en inglés?

subtitulos espanol ingles

Seguro que más de una vez te habrás preguntado si lo mejor para ver una serie o película en inglés es con subtítulos en español o en inglés. Me lo preguntan mis alumnos cuando, al término de la clase, me abordan para preguntarme si conozco tal serie, si es buena para aprender o cuál les puedo recomendar para ayudarlos a progresar. La respuesta suele ser no, sí y la que hayan escogido. Una serie o una película no es un curso de inglés, pero ayuda a aprender muchas cosas. Sin embargo, claro está, para aprender es necesario entender lo que se dice. Y, dependiendo del nivel, la dificultad puede ser mayor o menor.

Con independencia de la serie, su contenido va a emplear una serie de construcciones comunes a todo el idioma inglés. Eso significa que podemos estar dentro de una nave espacial, en la edad media o fabricando metanfetamina que la gramática no se va a modificar. El vocabulario, por el contrario, sí. Es posible que aprendamos que sire es el acto de convertir a una persona en vampiro, que realm se refiere al Reino o que un gusano cerebral se llama neurocystercecosis, todas ellas palabras tremendamente útiles en nuestro día a día, pero otras expresiones y vocabulario específico nos pueden resultar de gran ayuda en la realidad, al igual que el empleo del lenguaje formal, la forma de mantener una conversación distendida entre amigos o familiares o simplemente cómo responder el teléfono.

Para poder entender estas construcciones y vocabulario –tanto de palabras como de expresiones- contamos con la ayuda de los subtítulos, que muestran de manera escrita los sonidos que salen de las bocas de los actores. Si los ponemos es español, entenderemos todo su significado. En inglés, lo que están diciendo. La elección no es sencilla, por lo que voy a pasar a desarrollar las virtudes de cada uno y a qué tipo de persona recomendar unos y otros.

Empecemos con los subtítulos en español. Dado que nos permiten entender el significado traducido de lo que estamos escuchando, resultan de grandísima utilidad para aquellas personas que tengan un nivel bajo de inglés. De esta manera, se evita “perderse” el contenido de lo que se está visualizando. Además, aquellas palabras o expresiones que ya conozcan las identificarán con rapidez al escucharlas a la vez que recibirán de primera mano el sonido correcto de su pronunciación. La ventaja que supone principalmente es que el cerebro visualizará el sonido y la traducción de forma inmediata, lo que permite aprender mejor las estructuras y evitar la traducción literal que erróneamente se tiende a hacer. Más adelante descubrirán que las frases les suenan bien o mal gracias a este tipo de apoyo pedagógico audiovisual.

Vayamos ahora con los subtítulos en inglés. Una vez adquirido cierto nivel intermedio – desde bajo a alto- es hora de dar un paso más y descubrir cómo se dice lo que se está diciendo. Al ver la transcripción del guión siendo interpretada por los actores, descubriremos la palabra escondida bajo esos sonidos desconocidos y su adecuada pronunciación. Esto significa que aprenderemos a reconocer las palabras por su sonido. Hay que tener muy en cuenta que la pronunciación españolizada del inglés provoca el no reconocimiento de las palabras bien pronunciadas o entonadas. De esta manera, pulimos y corregimos cualquier problema derivado de la fonética. Aún recuerdo la cara de asombro de varios alumnos al descubrir la verdadera pronunciación de los verbos auxiliares en un ejercicio de audición. Tal revelación hizo que se esforzaran de manera automática a preocuparse por imitar esos sonidos en lugar de quejarse por no entender nada.

Por último, las personas con un nivel avanzado no deberían emplear el apoyo subtitulado en ninguno de los dos idiomas. Es hora de dar el salto y atreverse a ver la serie o película sin red. Al principio sienten la desnudez de la pantalla como un grave impedimento a la comprensión, dado que se han acostumbrado a escuchar y leer a la vez. Pero es como las ruedas traseras de la bicicleta cuando se aprende a montar; te aportan seguridad, pero no te dejan avanzar como corresponde y te frenan. Una vez superado el vértigo del sonido vacío de letras, se produce un interesante avance en la capacidad auditiva del alumno, llegando a anticipar determinadas frases incluso.

Para concluir, otro sistema de aprendizaje con series o películas consiste en realizar los tres pasos (subtítulos en español, inglés, sin ellos) por escenas. Para los niveles bajos o intermedios dudosos, el orden será el mencionado en la frase anterior. Así sabrán primero lo que dicen, luego cómo se dice y, finalmente, cuánto recuerdan de todo ello. El mismo proceso se puede realizar a la inversa, intentando descubrir primero el significado, luego verlo por escrito y, finalmente, asegurarse que lo han entendido correctamente. Este segundo método es más recomendable para niveles intermedios, dado que el entendimiento y conocimiento de la lengua es mayor que en los básicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *